lunes, 2 de marzo de 2015

La NOCHE OSCURA del libro de TEXTO -



A pocos escapa que el presente y  el futuro de un país, de un pueblo, está en la EDUCACIÓN. Desde que el mundo es mundo hemos dejado buena prueba de ello. Desde que el hombre tuvo conciencia de sí mismo ha tratado de trasladar sus conocimientos a generaciones venideras a través de muchos soportes. Sin olvidar la obligada mención a Roma y a la Grecia Clásica, con el nacimiento de la imprenta, hace la friolera de 500 años, la EDUCACIÓN (hasta entonces reservada a clases privilegiadas y recluida en Iglesias y Monasterios)  comienza a ser accesible al pueblo. Nace el libro y con él, un ARMA DE CULTURA MASIVA y el mayor instrumento de progreso. Una ingente variedad de sistemas de signos  que desembocaron en una increíble variedad de LENGUAS que, como vehículo crearon, trasladaron  e hicieron posible una enorme diversidad cultural y el acceso a la EDUCACIÓN , cuyo índice marca el progreso. El nacimiento del libro de texto se produce
en respuesta a la necesidad de normalizar y adecuar contenidos al conocimiento, a los tiempos, a las personas a la sociedad entera y, sin duda a conducir el futuro y compartir conocimiento. Del nacimiento del libro de texto sabemos desde que nació la necesidad de plasmar y dejar constancia de “lo que sabemos”, por medio de cualquier soporte para ser transferido a los demás así que, posiblemente se nos pierda en la noche de los tiempos .La incorporación constante de nuevos contenidos , la necesidad de llegar a más audiencia , la universalización y los contínuos cambios en los sistemas educativos, la innovación psicopedagógica, hicieron posible un  enorme desarrollo del  texto y el nacimiento , como en  toda actividad humana, de una industria : la EDITORIAL del libro de texto ,con el que atender las necesidades de los alumnos, de los centros, de los profesores y de toda la galaxia que crece y se desarrolla en su entorno.  Como decía,   Howard Gardner “, premio príncipe de Asturias 2.011 “El sistema educativo ha cambiado más en las últimas décadas que en los siglos anteriores”. Bien es cierto que a ello han contribuido no solo los constantes cambios, idas y venidas de las orientaciones y perspectivas psicopedagógicas y didácticas y como no, las acometidas de los intereses políticos del momento y la peculiaridad económica social de los tiempos. El libro de texto no solo atiende a necesidades formativas en enseñanza reglada, si no también en la no reglada. Desde Mediados del siglo pasado hasta ya iniciada la crisis económica de 2007 el número de editoriales, en España, se dispara .A las ya tradicionales que aglutinaban todo el sistema educativo se añade, el desembarco de multinacionales del sector especialmente desde los años 90 , la progresiva aparición de otras  y el nacimiento de grandes grupos económicos alrededor . En este escenario, compiten en un frenesí de oferta y demanda, muchas veces por encima de sus expectativas y de un mercado centrado especialmente en la red de centros docentes oficiales y academias, en la red de distribución, en redes comerciales de promoción sobredimensionadas y puntualmente poco formadas y mal orientadas, pendientes de los cambios constantes en la normativas educativas del gobierno en cuestión , distanciadas respecto de la orientación al cliente final  y olvidadas y ajenas a los TRES conceptos que le harian entrar definitivamente en su propia NOCHE OSCURA :
ANTICIPACIÓN, INNOVACIÓN Y TRANSFORMACIÓN.  
Dejando de lado aspectos no menos importantes como la necesidad de un gran pacto por la educación, en lo que a enseñanza reglada se refiere, algo que lógicamente dotaría de seguridad al sector (y que nos beneficiaria  a todos) ;  la caída en ventas de libros en general desde el 2007 especialmente , la situación económica , etc. , el sector del libro de texto ha obviado hechos fundamentales como la progresiva e imparable digitalización , también de la enseñanza: el hecho sobrevenido del “nativo digital” - las generaciones digitales- , la progresiva adaptación del docente digital y como consecuencia :el nacimiento del aula 2.0. Dicho así, es inconcebible ubicar en su actual y habitual ESTADO el libro de texto. No es momento de contribuir a la certeza de que “del árbol caído todo el mundo hace ramas” aunque bien es cierto que el sector deja descontento a todos los actores afectados; AMPAS, centros, distribuidores, alumnos, profesores….no es menos verdad, a mi modo de entender, que la EDUCACIÓN 2.0 no va a ser mas económica, al menos en lo que a su implantación se refiere. Aún así  es imparable y necesaria.  Los roles están cambiando; el papel del profesor, el del alumno, el de los padres y, por tanto la relación entre ellos auspiciados por los avances tecnológicos que originan nuevas formas de aprendizaje y de acceso al conocimiento. ¿Desaparecerá el libro de texto? , Del pupitre y de la mesa del profesor, seguro, del contexto no lo creo y en esto me uno a  los que creyeron que la radio no desaparecería al llegar la televisión (salvando los abismos).
La noche oscura del libro de texto generará agujeros negros que harán desaparecer gran número de editoriales, otras se dejaran difuminar  y otras, en lugar de esperar a los nuevos y tradicionales decretos de educación estarán ahora mismo actuando para anticiparse a lo que el mercado realmente demanda: UNA MARCA DE APRENDIZAJE Y CONOCIMIENTO EN RED.
Un instrumento capaz de satisfacer el rol del profesor como orientador y guía de los aprendizajes del alumno,  capaz de dotarle de recursos para ello, capaz de suministrar contenidos y accesos adecuados en fondo y forma a los alumnos así como de medios con que despertar y satisfacer su curiosidad y espíritu de crítica; poniendo a su alcance plataformas capaces de facilitar la interacción , capaz de hacer viable el rol de padres/madres en el proceso educativo y por último, capaz de atender las peculiaridades de cada uno de ellos y , como no, del centro.  Para ello solo hay que responder a algunas preguntas: ¿Cómo nos anticipamos, como innovamos y como transformamos?, ¿Qué debemos hacer?,¿ qué se espera de nosotros?,¿ qué podemos hacer?  , ¿Dónde queremos llegar?  Y…después ¿Cómo lo promocionamos?. 

Gracias por leer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario