viernes, 22 de noviembre de 2013

Lideres comerciales que inspiran. (Liderazgo y comunicación y II)



Finalizaba la entrada anterior (1ª parte de esta) recordando que Comunicar es habilitar conexión entre personas, deducción a la que habia llegado tras analizar la enorme importancia que observo en las palabras y en consecuencia en la comunicación dentro y entre los grupos y equipos.
En equipos comerciales COMUNICAR_:
- abre las puertas al compromiso que exigen los equipos a sus integrantes como fuente ineludible de ventaja competitiva.
-es elemento de diagnóstico de la correlación entre satisfacción del cliente y satisfacción de los empleados.
-Facilita  la creatividad  (si queremos mantenernos en cabeza).
-Facilita la interacción y la cooperación, habilitando a la vez en desarrollo de competencias.
-facilita la cercanía y agiliza las decisiones.
-ayuda a la integración, definición y correlación de objetivos y metas evitando las 
sobredimensiones que acaban con campañas comerciales enteras.
-Facilita el entusiasmo y por ende la aportación y el compromiso en el ámbito de la sana competitividad.
-Hace de la información un proceso accesible, flexible y abierto que anticipa incidencias y agiliza resoluciones.
-Evita la competencia perniciosa que imponen liderazgos neandertales y alimenta el rendimiento y el desempeño.
Todo ello facilita el compromiso no solo profesional sino también emocional de un equipo y en consecuencia, la implicación respecto al grupo y a la organización. Solo un líder inseguro entiende que cuanto más  agusto se encuentra un trabajador menos trabaja y menos rinde, alimentando así la tendencia a la rotación  antes que  a conservarlo. (Así nos luce el pelo).
Al mismo tiempo, en suma,  facilita que las personas que componen nuestros equipos se sientan atraídos por su posición y su empresa, lo que facilita a estos conservarlos que debería de ser una prioridad.(¿)
Todos los contratos de trabajo se entienden a partir de un compromiso de obligaciones mutuas. Al ser estas la razón de ser, no hay forma de evitar las responsabilidades de cada parte : organización y empleado ,pero si de fabricar entornos  donde las actitudes que generan los  matices peyorativos que endosamos a la palabra  “obligación” sean reconducidas de forma optimista , personal y colectivamente,  hacia el desempeño y el rendimiento óptimo donde desarrollar talento e incrementar habilidades, con beneficio por ambas partes.  Ese optimismo no se inyecta, ni se siembra ni se inocula, ni se instruye ni se adoctrina, nace espontáneamente  cuando somos capaces de construir un ecosistema, un entorno a la temperatura, humedad y presión adecuadas sin la nubosidad constante de liderazgos primates que impidan la brisa frecuente, que no vientos y tsunamis súbitos , de la COMUNICACIÓN .
La espada de Damocles del “ver, oír y callar” en los equipos comerciales  y en las organizaciones a las que pertenecen fomenta la inseguridad y abate al rendimiento por inanición al cohibir la colaboración, participación y cooperación para matar el compromiso y la implicación. Cada día me doy cuenta de la importancia de la comunicación para  los equipos comerciales, las organizaciones y las empresas , más aun si la realidad te empuja a estandarizar que a la debacle de todas ellas preceden grandes déficits de comunicación y por tanto de liderazgos.
Todo líder que se precie favorece el nacimiento de líderes en su entorno respecto de sus competencias, propicia la interacción y asume la trascendencia de su rol social en la organización sobre la base de un principio y un instrumento: LA COMUNICACIÓN sin el cual no hay líder, ni cambio ni recursos humanos posibles. Liderar no es inventar e imponer  si no inspirar : trasladar y compartir,abrir iniciativas y nuevas perspectivas, maneras distintas de abordar una realidad , incitando lo posible para lograr lo esperable ,alentando lo profundo para hacerlo visible, para hacer  compatibles nuestros recursos y nuestros objetivos.

Si te ha gustado la entrada…comunica y comparte. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario