domingo, 4 de agosto de 2013

Vacaciones de verano en "RE"




Y llegó agosto…¡¡ que sopor ¡!, .el mes de vacaciones por excelencia en esta parte del mundo donde cada cual aprovecha, en la mayoría de los casos y de una forma u otra para retomarse a si mismo, “recargar pilas”, reencontrarse ,perderse, o plantear giros y nuevos proyectos de vida , ilusiones, sueños...formas todas de evadirse de los días cuyas horas caen impenitentes y a ritmo de diapasón alrededor de cada amanecer :
Releer el libro que dejaste a medias o comenzar aquel del que te hablaron, escribir lo que dejaste y pensaste un día, emprender aquello que planeaste,  retomar las páginas que te gustan , la música que adoras y te hace sentir  , “eso” a lo que no pudiste prestar atención antes…, disfrutar de tus aficiones , de tus deportes favoritos, de las partidas de mus que dejamos pendientes en la vida,  el reencuentro con la familia o los que como tal consideramos ,con el pueblo que muchos años atrás colocaste a tu espalda,  con  aquellos lugares escondidos  en tu infancia o en tu juventud y la  actualización de tus recuerdos, la vuelta  a “las cosas  de los viejos amigos” , a ponerte al día de sus novedades ,  a saborear la gastronomía que la urbe no te acaba de ofrecer y que el cerebro asocia a la comida de la abuela mientras imaginas septiembre con una talla más. Viajar y conocer otras culturas , refugiarse al amparo de las bajas temperaturas o compartir unos días de ocio y diversión ,.diseñar nuevas estrategias o simplemente saborear , disfrutar aquellos detalles que el día a día no nos dejó , alguna cita pendiente con un viejo amor o el encuentro súbito con uno nuevo, dejarnos sorprender con ironía por otro o relanzar el que disfrutamos o menos durante el año, descargar las baterías de estrés, mirar para otro lado mientras dejamos el colesterol entrar en nuestra vidas a manos llenas, entregarnos cual amante a la seducción de la incipiente barriguita cervecera y el paladar de las tapitas del chiringuito o la taberna de la esquina, sumrgirnos en  la envoltura insoportable de la arena de la playa , esquivar a las abuelas con los nietos salpicando la arena de las toallas o el contrapunto del ensueño de las noches de verano bailando bajo las melodías de una orquesta junto al mar con la luna por único testigo ,volver a las fiestas del viejo pueblo donde siempre se acababa bailando “paquito el chocolatero” a las 4 de la mañana mientras nos hacemos ajenos a la licuefacción de los cubitos de hielo , entregarnos a los placeres ,todos, de la vida, sus olores, sabores y sensaciones, darle recreo a las pupilas haciendo zig-zas entre bronceadas esculturas humanas o menos, disfrazarnos en la complicidad inconsciente de miradas y sonrisas, disfrutar de las siestas en todas sus mejores variantes , embarcarte en el crucero que te prometiste aunque la crisis te obligue a hacerlo por el Guadalquivir, practicar la “marca España” y ponerte como un salmonete para volver a la oficina envuelto en un rojo pasión solo comparable al “salmón andamio”, viajar a otros países y lugares  y descubrir por qué somos diferentes , conocer otros modos, otras formas y asumir que nos echamos de menos … …tiempo para olvidar, para reir , para el buen humor , para el optimismo, para vivir y sobretodo para disfrutar y compartir por que esas suelen ser las mejores alternativas. Entre otras muchas acepciones “RE” es un prefijo que suele denotar repetición y “vuelta a..” , pero también es una nota musical .Nada más unido a nuestras emociones que la música y la “vuelta a” aquello que nos hace feliz. Curiosamente muchas de las iniciativas vacacionales tambien comienzan por “RE”..Retomar, reiniciar, reencontrar, sin embargo, estos verbos que aparentemente tienen mas que ver con la Navidad de Diciembre son ahora diferentes. El verano no nos obliga a entregarnos, disfrutar o aguantar las “empacheras” de una “nochebuena”  y nos ofrece la posibilidad de disfrutar de “buenas noches” a la carta. El verano (sus vacaciones) tiene mucho de emocional. Todo cuanto tratamos de hacer o buscamos para ese tiempo se encamina a la satisfacción y a la felicidad con tintes peculiares de satisfacción personal y de placer. El ocio social y laboral y las vacaciones sociales tienen mucho de “RE” por que siempre mostramos tendencia a Reencontrar y Rebuscar aquello que un día nos hizo o nos aportó sensación de felicidad: momentos, sensaciones e instantes que en medio de las vicisitudes y las monotonías un día nos hicieron  felices y sobretodo libres. Felicidad y libertad están íntimamente unidas pero no quisiera finalizar este post de buenos deseos, de descanso, de relax sin recordar (que recordar es Re-vivir y Re-encontrarse) que  ….
desgraciadamente para algunos , demasiados quizá, las vacaciones solo suponen la prolongación de un tiempo no deseado que se inició con anterioridad y agosto se queda en la travesía de un desierto de 30 días al amparo del calor abrasador en medio de la cotidianeidad de la monotonía solo rota por el REencuentro de amigos, compañeros, conocidos  que desde hace mucho no encontraban y que por unos días abren ventanas de viento fresco y aire puro en medio de desesperanzas e incertidumbres, tristezas y desasosiegos .Otra alternativa a las vacaciones donde seguro que nos sobra tiempo es el -turismo en RE -donde Re-abrazar, REcompartir encuentros y emociones , optimismo y empatía con esos amigos que siempre lo fueron y no atraviesan por sus mejores momentos puede ser genial. Si podéis… ¡¡probad ¡!,  es todo un lujazo , es económico y de consecuencias inimaginables :  REgalar sonrisas, un abrazo sincero y compartir una caña (o dos) aporta el placer ue solo la conciencia regala cuando rebosa   …algún día podemos necesitar Rebuscarles y Reencontrarles .
Para lo social estan las ONG´s, para lo personal solo cabe un amigo/a.

2 comentarios:

  1. Simplemente maravilloso y evocador de buenos recuerdos y sensaciones. Te animo a que compartas con nosotros "Septiembre vuelta del re al do". Gracias

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario. Mejor que "septiembre vuelta del re al do" pensaré en "Begin the beguine"...algo asi como "volver a empezar",por cierto una melodía preciosa cuya versión al piano de Ernesto Cortazar es sencillamente maravillosa.Gracias de nuevo,un saludo y los mejores "RES" para el resto del verano.

    ResponderEliminar