domingo, 11 de agosto de 2013

Marca personal y PLUSmarca VIRTUAL



Creo que la marca personal es un fenómeno imparable y en unos años (pocos) imprescindible como la propia red. Esta es la frase que ,buscándome a mi mismo , he encontrado en la red ,  yo la escribí “hace tiempo. Supongo y supongo bien , que sujeto al juicio inapelable de interesados en instrumentalizarlas para bien o para menos bien.
En este tiempo no he cambiado mi opinión acerca de tal fenómeno,  podía haberlo hecho, pero rebuscadote a ti mismo ,como cualquiera pueda hacerlo, observo las arrugas bellas que la experiencia de unos meses deja en nosotros (modestia aparte y sin ánimo de lucro), es decir ; descubro que maticé poco y debía haberlo hecho más, con lo cual descubro que la marca personal es evolutiva
, es decir esta sometida a cambios como nuestra vida misma, nuestra vida diaria ,nuestros años, nuestro devenir, nuestras necesidades y nuestras preferencias. Cambios impelidos por la experiencia, las vivencias, los conocimientos, los aprendizajes, y la interacción constante de nuestras actitudes, nuestras emociones y nuestras motivaciones. Su nacimiento se remonta al nacimiento de Google, momento en el que todos comenzaron  a jugar con su identidad sin saberlo, En ese momento, un GRAN HERMANO virtual trasmitía a la posteridad todo un reportaje, no de bodas, si no de Vidas  capaz de ser leído, malleido, interpretado, malinterpretado, prejuzgado o juzgado con o sin compasión y lo importante, con o sin conocimientos de interpretación para según que propósitos.
Desde el momento en que decidí saltar  a la arena de la red sigo a autores e interactúo con personas y contenidos que me son de interés personal y/o profesional en distintos ámbitos. Entre ellos a Miguel Ángel Riesgo a quien considero  y recomiendo (por lo que se comenta en los mentideros, ví ,compruebo y leo ) EL referente en España en su parcela “Marca personal y empleo” del que se aprende (sin detrimento de otros autores, tendencias, aspirantes, colaboradores, participantes e interesados, maletillas y espontáneos).
Hasta aquí concluyo que la marca personal en red nació con Google y que la marca personal nació con el Neanderthal cuando el hombre dejo de ser “un ejemplar” para convertirse en  un individuo (o así lo consideramos nosotros aunque la vida nos demuestre que aun quedan ejemplares escondidos entre  individuos). La irrupción e inmersión progresiva en la red virtual es imparable y por tanto nuestra participación en cualquier modo en ella, eso es normal pero el ejemplo de la marca personal para el empleo tiene sus limitaciones ;entre otras... -Que las palabras y vocablos que dejamos en la red (huella) son extemporáneas pero su significado e intención es puntual , Y aparte de ello  la idoneidad de la oportunidad y la ocasión . Tal que así, la marca personal es una inversión a largo plazo en uno mismo. Yo lo comparaba en una colaboración con un plan de pensiones. Así entendido emplazarse a una marca personal después de los 40-45 requiere una capacidad de inversión, transmisión, comunicación descomunal y unos contactos  u observadores (Y ESTE ES EL MEOLLO DE LA CUESTION)  “hipermegasuperpreparados” para juzgar una marca, más que nada por que los aspirantes están sometidos al juicio de la marca personal del reclutador-observador- juez cuya preparación a tal efecto es como Dios, todo el mundo habla de ella pero nadie le ha visto. De hecho me he tomado la molestia en buscar preparación para la interpretación de “marcas personales”. No he encontrado nada, se admiten sugerencias.
Si, en el colmo del paroxismo un día ,por causalidad, descubres que “alguien” que supuestamente se dedica a la judicatura de “marcas” y asi lo profesa en 

sus comentarios y posts ,emite un comentario que denota una errónea o sesgada interpretación de otro comentario a través de las deducciones de herramientas google analitycs, ya  se  ponen los pelos como escarpias y piensas….¿a quien le están dando de comer con esto de rellenar las marcas personales para el empleo?, lo que lleva a analizar la marca personal del reclutador-seleccionador y a comprobar que todos  procedemos del neanderthal y somos humanos y por tanto la evolución nos arrastra a todos con aciertos y  desaciertos que son realmente nuestra marca personal. Jamás  como empresario reclutaría yo a ese reclutador-seleccionador para ocuparse de mis procesos de selección de personal ¿o si?. Se imaginan que a los consejeros delegados o responsables de personal o Directores de área les diera por indagar las marcas personales de los reclutadores que contratan en búsqueda de reclutamiento en marcas?  Pues se lo voy a decir…seria algo así como "dospuntocerolandia elevada al cubo" por que buscando los conocimientos y experiencias en análisis de marca personal en red hallaríamos poco, lo cual, dicho sea de paso no quiere decir absolutamente NADA por que la marca como instrumento acaba de nacer aunque haya casi tantos padrinos  como “curas” dispuestos a bautizarla.
Por último y muy importante: creo que estandarizar y normalizar la marca personal bajo paradigmas, imponer, suscitar o crear  sus leyes, y estándares es dinamitar su esencia: romper su magia, su naturalidad y su espontaneidad bajo el "corset" necesario de lo políticamente correcto  e insostenible en el tiempo por definición y por tanto ayudar y empujar a crear la PLUSMARCA VIRTUAL ,pariente lejano de tu trayectoria personal y profesional.
Concluyo que es bueno animar a la participación en red, a la colaboración , a la interacción, a la presentación de lo que somos, como somos y lo que podemos llegar a ser o hacer sin dejar de advertir que “cualquier cosa que digamos o escribamos puede ser utilizada en contra nuestra”  pero sin obviar que los que emplean la “marca” para reclutar, hoy por hoy ,  y  están capacitados para ello son  muy pocos. Seamos honestos.  No cometamos el error de hacer vestir a la gente sus mejores galas para un cotillón que hoy por hoy es simplemente un guateque de cochera del que ignoramos quien va a asistir ni cuantos.  
Se hace necesario ser coherentes y honestos, no caer en el optimismo irrealista ni fomentarlo inconscientemente, no crear falsas expectativas y tratar de ser objetivos y realistas a ultranza, por que ello nos evitará ser cómplices y participes de un negativismo ya promovido por la realidad social y económica y que por indefensión aprendida nos podria acabar afectando a todos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario