miércoles, 21 de agosto de 2013

Habilidades,destrezas,titulaciones


Algunos llevamos dando “la tabarra” con ciertos aspectos y posicionamientos que competen a la búsqueda, hallazgo y selección para el empleo y a la preparación para ello. Aparte de mis exposiciones en algunas entradas de este blog , yo mismo comentaba en una colaboración en otro  allá por el mes de Abril  la existencia de :  “…cuestionarios incomprensibles, requisitos ”too much” idénticos para perfiles y posiciones dispares y variopintas…y una paradoja…cuando se apela a la importancia de habilidades y destrezas curiosamente en el siglo XXI se sigue pidiendo el mismo curriculum (“y requisitos”) que en finales del XX en muchas Webs”.
.Simplemente me hacia eco de lo que mi experiencia y observaciones me decían. He llegado a conocer y compartir con profesionales enormes que curiosamente adolecieron de la formación que hoy se exige para detentar sus posiciones en la empresa. Ciertamente creí se trataba de una sensación pero que a la luz de identidades y coincidencias cobraban solidez.: A veces se exigen formación y titulaciones oficiales para empleos para los cuales este aspecto no debería de ser prioritario o al menos no tanto. Meses atrás conversaba acerca de este tema con un amigo en relación con una oferta publicada por una multinacional que contrata expertos en todo el mundo mundial. La oferta exigía una ingeniería entre otros muchos requisitos, además de idiomas como para afrontar “encuentros en la tercera fase”. El cometido era vender maquinaria agrícola en la zona centro de Spain . Después de diseccionar con precisión quirúrgica la oferta entendimos que buscaban un delegado comercial para vender tractores y cosechadoras en la zona, asi de simple. 
Hago aquí un inciso para advertir del “estilo culinario” que van adquiriendo algunas presentaciones de ofertas que  en ocasiones dicen “frying de proyecto de ave marinado al yodo indalico con verbena de pajarillos de huerta” cuando en realidad  queremos decir “huevos fritos con pimientos”. 
Volviendo al caso que nos ocupa, mi amigo y yo recordamos a “JuanJo”, un antiguo conocido en común   que no tuvo la suerte de poder estudiar y quedó a trabajar con su padre en el taller .Tiempo después se iniciaba-modo autodidacta- y desarrolló en el mundo de las ventas  .Hoy vende tractores y cosechadoras como  rosquillas .sin desmerecer a nadie ni a la función ,necesidad e importancia vital de la formación en cualquier sentido y más para la búsqueda de empleo- -Otorgando el beneficio de la duda es posible que “Juanjo” necesite idiomas para comunicarse con la central en Suecia pero esa posición le vendría mas que justa casi holgada. A pesar de ello no hubiera reunido los requisitos para postularse, es decir, la consultora (buscadora de expertos) no lo hubiera seleccionado , quizá por que no busca su perfil  .¿Lo hubiera hecho la empresa que encargó la búsqueda y selección si lo hubiera llegado a conocer?. En el mismo sentido,  paseando por el blog de Adrian Troncoso y en una de sus entradas “sin piedad” nos recuerda la evidencia de los planteamientos erróneos de la formación sin control  que en muchos extremos comparto. Por último  hace un par de semanas leía un artículo en una de las ediciones digitales de Europa press  (portalTic) cuyo título decía: “Bill Gates apuesta por la contratación basada en habilidades y no en títulos” . Su Fundación lidera El proyecto “innovate+educate”  , consecuencia de esa filosofía y los primeros resultados de su puesta en marcha avalan la solidez de sus premisas. No en vano, como se nos recuerda, Bill comenzó su andadura sin haber acabado sus estudios universitarios, ¿ironias del destino?. Por último y según El Consejo de la Juventud en España ; más de la mitad de jóvenes trabajan en un empleo para el que estan sobrecualificados (o sobretitulados?) .  En último extremo una curiosidad más: En lo que a selección se refiere observo cierta tendencia a priorizar de alguna forma las habilidades y destrezas de los candidatos cuando la selección es directa y por la empresa y a  priorizar formación cuando se trata de empresas de selección. Posiblemente también sea una sensación.  .En defensa de mi exposición y sus argumentos quisiera aclarar que no se trata de menoscabar la formación/titulaciones  como elemento fundamental en el curriculum ni de quienes “evalúan” su trascendencia si no de -posicionarla y adaptarla -en y a- cada proceso de selección en un juego de prioridades perfectamente compatible a las necesidades y objetivos del puesto a cubrir cuando lo deseable pero realmente difícil es encontrar –actitudes, formación, aptitudes, conocimientos, habilidades  y destrezas” en el mismo pack. Obtener títulos o adquirir y  aprender habilidades, eso es todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario