domingo, 7 de julio de 2013

Rima de estío.



Tu sonrisa si te miro
tu mirada y un suspiro
tu silencio cuando duermes
y esos ojos que adivino.

Tu palabra en la distancia
Y el aroma en el encuentro
Amanecer de emociones
Cascadas de pensamientos.

Plenilunio en noche oscura
al calor de tu alma asida
olas que van y vienen
de tu orilla hasta mi vida.
Y así transcurren los días
en sueños de malecones
que alzando velas al viento
duermen siestas de emociones
de alegrías .., de lamentos
de puras contradicciones
de ilusiones más baldías
que de huecas intenciones.

¿Será todo sensación?
¿será sombra que yo siento?
No lo sé pero lo vivo…
Cual si fuera sentimiento.
Dime cuanto ahora quieras
ya no puedes más fingir
¿Qué más da lo que yo piense?
Si a ti te deja vivir
déjate cerrar los ojos
déjate ahora soñar
deja que tus olas vengan
no lo puedes evitar
Deja que el corazón palpite
Viva y sienta sin hablar
Deja que las olas lleguen
Yo las devolveré al mar.

lunes, 1 de julio de 2013

Criticar y/o construir



Poner verde, cortar trajes, dar barniz…son todas expresiones que hacen referencia a lo mismo: “criticar”.
A lo largo de la Historia, esta ha sido una actitud sin parangón, creo que afecta a toda la humanidad, abarca a todas las clases sociales ,se practica en cualquier estación, no requiere enchufes, baterias ni sistemas operativos. Esta en la vida y en la red y se puede ejecutar en todos los idiomas y lugares a cualquier hora del día. Imprescindible, eso si, requiere, como mínimo dos jugadores. La Literatura y la Historia están plagados de referencias a esta actividad ; dicho sea de paso y sin acritud, en algunos lugares del mundo se eleva a deporte nacional ,desgraciadamente ,sin federación propia. Claro que…si organizáramos una -Federación de la critica destructiva- , habría que normalizarla, registrar estatutos, poner normas…..¡ calla, calla!!...mejor que  no, por que despojaríamos el -arte de criticar- de su principal condimento: “el placer” (único oasis donde aun no ha penetrado la legislación). Criticar esta siempre  de moda, no requiere gran experiencia aunque se premia la destreza y habilidad. Con un mínimo de formación te puedes lanzar al estrellato y como mínimo alimentar tu ego. Aporta placer sin igual y no precisa contacto físico., No sudas ni tienes que ducharte después y lo puedes hacer sin chándal ni calzado especial. Puedes disfrutarlo en la calle, en el transporte, en el mercado, en la barra del bar, en la playa , en la montaña. Goza de la posibilidad de mejora y adiestramiento solo tienes que hacerte adicto a alguna cadena de televisión o practicar con algunos programas. Si además encuentras compañeros/as  ideales,…ya es “para subir nota”. Es más puedes disfrutar de un amplio e inagotable mercado que a veces puede parecer estar hecho para ti: los vecinos, compañeros de trabajo, las parejas de tus amigos, tus amistades, la familia…..  Y si tu mundo social es escaso (ellos se lo pierden) siempre puedes sentarte en la cristalera de una cafetería y darle gusto a la lengua …Todo cuanto necesitas es una actitud negativa frente al mundo a prueba de balas ,mirarte  a ti mismo ,quererte apasionadamente  y sentirás el suave tacto del mundo a tus pies. Pero eso si, la critica autocomplaciente carece de sentido si no tienes con quien compartirla .recuerda que toda -critica destructiva- tiene un elemento básico: “la intención”. Precisamente el juego consiste en criticar sin que se note la intención ,fingiendo conocer o creando las desgracias, los defectos, o la vida ajena sin acercarte mucho a la tuya  y GANA quien más daño hace. Encuentros sociales y casuales, el cigarrito en la puerta, el cafelito de la mañana, la comida de trabajo, reuniones, momentos de ocio  y un largo etc son instantes  ideales y divinos de la muerte para practicar y ponerte a prueba. Los éxitos profesionales, personales, sociales ajenos te darán siempre una buena motivación .Si notas que en algún momento decaes y  sientes remordimientos piensa en sobreponerte: ; siempre habrá alguien igual o peor que tu ,con un autoconcepto aproximado al tuyo esperando tu vacante ,en un mundo tan competitivo..Criticar aporta autoestima, si le sumas cinismo además dá sensación de solvencia , credibilidad aparente e importancia. Practicar la critica relaja, disminuye la ansiedad y da sensación de adelgazamiento (si tranquilizas la conciencia) .  Pero hemos de diferenciar entre el charcalillo, el rumor y el tiro al plato. Acerca de la critica “destructiva” se han derramado millones de tinteros que a modo de marca han dejado huella en multitud de expresiones: “Critica y ofende que algo queda”, “ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio” ,”ande yo caliente y riase la gente” o a “palabras emitidas por la laringe en estado catalesico, trompa de Eustaquio en estado de letargo (a palabras necias oidos sordos)…y muchos más.
No no…no es que intente hacer apología del daño moral ni me he levantado hoy con el pié cambiado. Nada más lejos de la realidad o de mi. Tenia ganas de compartir reflexiones sobre un fenómeno tan cotidiano y  desgraciadamente a veces tan inadvertido ,sobre algo que en ocasiones puede parecer hasta gracioso y que en la mayoría de las ocasiones no lo es .-Frecuentemente para ver el lado  positivo de las cosas hay que mostrar la crueldad y el patetismo del lado negativo de esas mismas   . La critica destructiva dice mucho de quien la profesa aunque aporta halagos inconscientes a quien la recibe , sin dejar de  lado el daño que causa. .La critica es positiva cuando construye, cuando aporta , cuando enriquece y va envuelta en el celofán multicolor de las buenas intenciones ,tácitas, implícitas y expresadas, no aparentes. El optimismo, como método vital es el mejor antidoto para la superación personal en cualquier momento y situación siempre que vaya precedido PRECISAMENTE de un proceso de critica , autocrítica constructiva que posibilite el autoconocimiento y nuestra propia aceptación . Pero si podemos llegar  a ser  tan indulgentes para con nosotros mismos y nuestros defectos , errores y handicaps a la hora de criticarnos ¿Por qué no serlo también con los demás?. No nos cansamos de hablar del optimismo, Yo mismo jamás me cansaría , me gusta, me divierte, me apasiona, me da vidilla ..pero me preocupa hablar del optimismo y leer del optimismo endógeno , sencillamente por que CREO     que el optimismo pierde fuerza y consistencia si no se contagia ,si no se comparte  sencillamente carece de sentido. Nuestro optimismo está también en los demás, en el que irradiamos y reflejamos en los demás y en el que ellos nos devuelven , en el que provocamos. Una de las mejores formas de disfrutarlo y de intentarlo está en enseñar a criticar y no a destruir, en ser ejemplo , en enseñar a no atacar identidades, sino a construir y cambiar actitudes  La critica destructiva en cualquiera de los ámbitos es la sombra del pesimismo y el negativismo vital  y en ocasiones un arma letal de destrucción moral. La indiferencia o los “oidos sordos” frente a ella nos hacen cómplices de sus consecuencias  . El optimismo nos hace sentir, pensar,vivir, actuar y decidir a partir del lado bueno de las cosas, de las aristas aprovechables de los momentos , instantes y personas que nos rodean y la vida nos regala .Solidaridad, comprensión, empatía, respeto son cualidades que nos hacen receptivos a la critica ,a la propia y a la de los demás , emisores de confianza y solvencia y portadores de optimismo. .¿Criticar?’ …¡¡pues claro!! Pero primero critiquémonos y riamonos “juntos” de nosotros mismos, seguro que eso acabará en una sonrisa cuyo esbozo será la puerta del OPTIMISMO…del contagioso.