sábado, 18 de mayo de 2013

Conclusiones de la búsqueda y dos perspectivas (II)



En otras ocasiones se atrae a aspirantes con contrato indefinido que acaba realmente no siendo  tal o simplemente se oferta retribución de 22.000 euros a 44.000 (entre fijo y variable) que una vez cotejado se queda en 15.000 brutos anuales, contando con tus recursos telemáticos o de logística y movilidad. Esta claro que los recortes afectan a las ofertas también. Deberían de publicarse ya recortadas.
  • En los casos de contratación u ofertas de comerciales, disponer de cartera de clientes es algo que (si previamente no te han cribado por edad o residencia) puedes poner en valor por que prioriza mucho. (Personalmente añadiría en este apartado una sustitución de mucho por muchísimo).
  • Es preferible no tratar de “leer las ofertas” a tu modo o caerás en el error de saber mas que el reclutador. Elaborar una oferta de empleo hace muchos años que dejó de ser campo de la creatividad y la ocupación de nadie. En algunos casos muchas de ellas son corta y pega de otras donde solo cambia el sector al que hace referencia y la titilación requerida. (esto fenómeno es mas frecuente en consultoras).
  • Si alguna oferta te interesa sobremanera y te es posible, contacta personalmente con la empresa, hazte ver y demuéstrales que existes, si llega el momento ya tendrás tiempo de desistir.
  • No te asustes por la titulación requerida, si no has sido cribado con antelación, tienes oportunidad de hacer notar en tu carta que posees experiencia en las responsabilidades que requiere y definen el puesto a pesar de carecer de un papel en A3 cartón que “testifique” que hace años la tenias.
  • Si los astros se alinean y has sido elegido por el dedo divino, es decir, si se te convoca a  entrevista no te obsesiones en ella. Informate de la empresa, su actividad , se tu mismo, sincero y congruente con cuanto puedes ofrecer, cuanto aportas y tu valía personal y profesional. Nunca lograrás de la entrevista mas del 75% del resultado, según mi criterio, el otro 25% es propiedad a priori y a posteriori del entrevistador.
  • Encomiendate a los dioses del olimpo y pide que el entrevistador pertenezca al menos a RRHH, que sea la persona idónea y correcta para saber lo que tiene que buscar en ti y encontrarlo. Aparte de eso, él como tú también tiene días mejores y peores. Todos somos humanos aunque alguno se robotice en exceso.  Si te deja hueco, ayúdale a conocerte:   educación, espontaneidad y originalidad no están reñidas.
  • Si la entrevista es múltiple, es decir, varios entrevistadores, procura no empalizar en exceso con ninguno y ser receptivo a todos. En estas entrevistas suele haber un observador, un crítico y un complaciente. No juegues a identificarlos que te equivocarás.
  • Si cuentas con contactos has pasado al siguiente nivel sin jugar las primeras partidas. La recomendación personal es un factor “PREMIUM” en la selección para cualquier puesto siempre que sea debidamente escrutada, es decir, hecha por contactos de calidad y referenciadores de calidad respecto al puesto y a la empresa.
  • Jamás te autodescalifiques  para  tus aspiraciones al puesto de trabajo para el que estas preparado. Actualízate y aplica sistemáticamente   a diario. Hay una empresa que te esta buscando y, como en otras facetas de la vida, acabaras por encontrar lo que buscas si eres constante y selectivo respecto de tus intereses, tus actitudes y tus aptitudes. Ahorraras tempo, espacio y recursos para tus propósitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario