sábado, 2 de marzo de 2013

lo pequeño y lo grande




Sonámbulo entre mis inquietudes y ajeno a las propuestas de la “caja tonta” (televisión) opté por regalarme unos minutos de portátil para acceder a mis correos en esa fórmula ya cotidiana  de “cordón umbilical” con nuestro mundo social con el que compartimos tantas y tantas “cosas” de nuestra vida en forma de chascarrillos, comentarios, noticias, informaciones, humor  y los continuos “PowerPoint” con los  que en ocasiones no dejamos de sorprender al desear o simplemente compartir incitando nuestra atención en una formula de peculiar atractivo que suele conectar lo lógico y evidente con nuestro sistema límbico :razón y emoción en el mismo pack.
Encaminándome al ocio antes de la cena y en un alarde de introspección sin precedentes volví a reflexionar sobre mis pasos y casi entraba en bucle al descubrir, salvando las distancias y los abismos, las enormes semejanzas entre aquella tarde y la vida misma , los parecidos proporcionales entre la ontogénesis de nuestros días y la filogénesis de nuestra vida , en los paralelismos entre las vicisitudes de nuestro día a día y las etapas de nuestra vida , en nuestras capacidades para afrontar pequeños problemas puntuales o dificultades cotidianas :relaciones, vida, trabajo,….y las que disponemos a veces sin saberlo o sin conocer el cómo ,para afrontar estadios adversos de nuestra devenir : resolución, entrega, constancia ,esfuerzo que es sacrificio y autoestima.
Hoy, como tantas y tantas veces, he vuelto a pensarlo. Si, como tantas veces. Como otros días aproveché una tarde nada apacible, fría y húmeda de este largo invierno para pasear pero esta vez me apetecía solo eso, pasear conmigo mismo, dejar mis ideas volar, cazarlas al vuelo y compartir tertulias con ellas…y fruto de estas horas , que en forma de boceto de un lienzo por pintar os dejo ,decidí iniciar este blog sin ninguna otra pretensión que la utilidad y el sano y sincero deseo de compartir que creo que es donde radica el valor de todo cuanto atesoramos y disfrutamos ,sentimos , amamos y sufrimos.
Creo enormemente en “el lado bueno de las cosas”, eso me mueve,  por que todas lo tienen ; observar, saber mirar, descubrirlo y familiarizarnos con él es el primer paso para construirnos, para aceptarnos, para reconstruirnos, para reinventarnos y para ser cuanto queremos ser: sencillamente felices.

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo Rodrigo a veces simplemente tenemos que saber mirar a ese interior, demasiado vulnerable para miradas indiscretas.....esas que sin conocerse pueden compartir un segundo de esa felicidad incierta...que todos buscamos y que està en pequeños momentos, una voz, unas líneas, pero es tan fugaz que no somos capaces de saborear...pero me consta que existe, de sentirla y eso es muy importante, porque justo eres FELIZ.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con el comentario.

    ResponderEliminar
  3. No restemos y sumemos más así podemos compartir más......

    ResponderEliminar