domingo, 31 de marzo de 2013

Decisiones y espera (y II)

Bien es cierto que en ocasiones el fracaso o el error son sobrevenidos y proviene de decisiones ajenas con las que interactuamos en la sociedad en la que nos desenvolvemos, a veces con escaso poder de decisión. Como puede ser  la pérdida de un empleo. Ante ello podemos:

-Esperar  a mejor momento y acabar en el arrastre del delta que se acumula al final del cauce caudaloso de crisis como esta, o

-tomar la mejor decisión para reincorporarse al mundo laboral, es decir…conocerse, conocer nuestros recursos personales y profesionales, preparar una mochila en modo expedicionario donde disponer de autoestima, resolución, determinación, motivación de logro, capacidad de decisión y resistencia, ponerse frente a un espejo, venderse a si mismo y comprarse “al contado” seguros de haber adquirido lo mejor del mercado para conquistar tu mejor sueño  o el penúltimo.

Abrir caminos donde debes de hacer notar que existes tal y como eres hasta que alguien sea capaz de ver lo mismo que tu viste en aquel espejo.

Y ponerse siempre a ello con decisión y determinación.

Recuerdo que en el transcurso de una conversación, una amiga, editora ella, me dijo: -“……en esta vida hay PRONTOS, TARDOS y NUNCOS”-. Aquella frase me hizo gracia y realmente venía a cuento. Con el tiempo pensé que casi es la mejor clasificación que he oído después de aquella lógica y natural de los dos  géneros. Aplicable a cualquier momento, situación y contexto y casi extemporánea, que de nuevo traigo aquí,  por la importancia de la AGILIDAD en las  decisiones en nuestra vida. Todos los días están llenos de ellas y todos las practicamos a veces de forma inconsciente. Con la experiencia traté de desarrollar esa graciosa taxonomía sin ser ajeno a los tintes de humor que conlleva y ,a pesar de ello, a la certeza del viejo dicho que rezaba : “entre broma y broma, la verdad se asoma”. Aquí os la dejo:

Los “PRONTOS” reaccionan con determinación, congruencia, juicio, análisis, decisión y resolución; eficientes y eficaces como cualquiera puede ser, si quiere, en sus ámbitos; motivados y alentadores. Los “TARDOS” suelen reaccionar en modo –a pedales- , poco ágiles, con análisis defectuosos, lentos, eficaces pero poco eficientes; llegan pero a la hora de cierre. Son la duda latente en cualquier grupo. Y por último los “NUNCOS” : elementos tóxicos en cualquier circulo y organización, se suelen ahogar teorizando , adictos al vaso medio vacío , con cierto predicamento ; suelen tener la primera palabra y para cuando sueltan la última, el resto se ha ido . Ineficientes e ineficaces, desmotivados y desmotivantes.

Hay objetivos que te esperan. Ahora te pregunto : ¿Tienes algo que decidir?, ¿a qué esperas? . Hazlo PRONTO.

2 comentarios:

  1. Te lo copio....Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes hacerlo, sirvete tu mismo/a.Gracias por comentar y....conpartir.Un saludo

      Eliminar